viernes, diciembre 31, 2004

Visite Finlandia

Aunque quedan pocas horas para que os podáis sumar a esta extraña propuesta, tenemos que haceros partícipes de ella porque nos ha llegado la convocatoria ahora (problemas de no estar en casa.

Muchos de vosotros estaréis mientras escribimos pensando en la fiesta de Nochevieja, en esa celebración mundana que no va a cambiar nada, salvo quizás vuestros bolsillos. Vive Dios, nosotros también lo estaríamos pensando de no estar en Extremadura y de no haber recibido la gran noticia. Ésta medianoche, en Finlandia, mientras los españoles gritan “¡¡¡por el culo te la hinco!!!” un grupo de quince – por ahora ­– “nómadas del tiempo” que aseguran venir del siglo XVIII (y por su estatura, es posible) van a volver, presumiblemente, al siglo II d.C. para pasar un año en compañía de vikingos.
Los Nómadas del Tiempo son una oscura (y tanto) sociedad de científicos ortodoxos que creen que el tiempo se pliega a voluntad en determinados puntos del globo, concretamente en los polos. Aseguran no tener edad y vivir fuera del tiempo, donde la muerte no puede atraparles ni el tiempo estropearles. Carecen de articulaciones burocráticas y publicaciones, así que es muy difícil llegar a contactar con ellos. Además, si funciona éste salto en el tiempo, dejarán de estar en nuestro espacio temporal ésta misma noche.

Según el Libro de las Teorías de Lazslo Chi, los Nómadas del Tiempo nacieron ( o nacerán) en el siglo XXIV tras una sacudida a nuestra forma de ver el mundo, provocada por la aparición de una prueba patente de los viajes en el tiempo, concretamente un branquiosaurio que atacará Picadilly Circus el 6 de junio del 2312 tirando por tierra nuestra forma de ver el espacio-tiempo. De allí viajaron o viajarán al Antiguo Egipto de manera precaria para obtener mapas astrales precisos antes de la quema de la biblioteca de Alejandría ( y antes de su construcción, si somos un poco precisos). Y a partir de ahí se pierde su pista, hasta ahora.

Así que podéis creerlo o no, podéis pensar que son lunáticos o timadores, pero ésta noche, a las cero horas GTM, en una cabaña de Laponia, quince viajeros sin apego a nada van a adentrarse en la tormenta de nieve en dirección al Círculo Polar Ártico, entre la inmensa belleza de los parajes finlandeses, se van a dar la mano, y van a viajar a un mundo antiguo y nuevo a la vez, donde sólo existe el día a día y lo que puedes ver, donde las penalidades son la norma y no la excepción y donde hasta el hombre más humilde puede sentirse grande porque cada amanecer se va a enfrentar a animales salvajes, fuerzas de la naturaleza, hambre, frío, y desconocimiento. Y cuando pase un año natural, dejarán todo lo que conozcan allí para viajar de nuevo a algún punto en el tiempo, hacia adelante o hacia atrás, mientras que nosotros nos conformamos con un momento y un lugar.

Si alguno cree que puede llegar ya a Laponia, solo tiene que escribir un mail a info@nomadotime.org para pedir la ubicación exacta del hotel donde ahora mismo se despiden del siglo XXI.

Lo único que exigen es, no sabemos por qué, llevar un impermeable y una pastilla de jabón.

Si te sientes tan lejos de Finlandia como nosotros puedes poner un disco de