martes, abril 26, 2005

¡Al fin!

Quizás, si sois observadores, habréis notado cierto aire pesadumbroso en este blog nuestro. Resulta que estabamos pasando por una penosa situación financiera.
Pero esto se ha solucionado gracias en parte al puesto de granizados de limón glasé que pusimos en la madrugada del sábado en la Gran Vía madrileña. Qué éxito de público, qué entusiasmo, qué subidón de azucar. Increíble.

Así que ya tenemos el dinero necesario para editar la PRIMERA ANTOLOGÍA DEL YOGOURTH RANCIO, donde se recojen, corregidas y ampliadas, las noticias de los años 2003 y 2004. Además incluirá un índice onomástico (¡nos encantan los índices onomásticos!) y una breve exégesis (¡nos encanta la palabra "exégesis"!) de nuestra sociedads.

Solo nos queda corregir
adios!